Mi día a día con el SPP (Síndrome Post Polio)

Mi día a día con el SPP (Síndrome Post Polio)
Mi día a día con el Síndrome Post Polio (SPP)

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Asustada...








Sí, amigos... Estoy asustada... y mucho.

Una de las cosas que más temo es verme en cama dependiendo de los demás para hacer las cosas más esenciales de la vida. Sé que es algo que tendré que afrontar más pronto que tarde, pero no lo puedo evitar: Me espanta.

De momento todavía me pongo en pie y me puedo sentar yo sola en mi silla, pero esta cadera me sigue dando guerra y manteniéndome en cama prácticamente todo el día.

Hasta ahora podía dar unos cuantos pasos y estaba mejor de pie que sentada, pues al menos durante esos minutos no me dolía, pero hace dos días me llevé otro susto. Justo cuando apoyo mi pierna izquierda para dar un paso, siento un dolor tremendo en la cadera y la sensación de que si la apoyo bien, la misma se romperá o dislocará. Es una sensación horrible que me dejó clavada en el sitio. Menos mal que no estaba sola y vino mi marido al rescate cogiéndome y sentándome en la silla. Si no, me hubiese caído a plomo en el suelo, pues no aguanto de pie más de cinco minutos seguidos.

Nuevamente pensé que esto sería pasajero... pero no. Ya hace dos día de ello y sigo igual, con lo cual, ahora me encuentro que no me puedo sentar por el dolor de la cadera derecha, y no puedo dar un paso por el de la izquierda ¿Alguien da más?

Y eso que dicen que el síndrome post polio va escalonado, que puedes tener un bajón pero pasar tiempo e incluso años antes de dar otro, pero en mi caso todo va muy rápido... demasiado rápido. Y como dije al principio: Estoy asustada.

Un abrazo,


4 comentarios:

  1. buenas tardes Leonor, aun no he podido ver el video referente a tu enfermedad espero hacerlo pronto pues ultimamente voy bastante liada, pero tan pronto lo haga te dejare mi comentario.
    Ahora entrado y veo que estas peor yo en tu lugar tambien estaria muy asustada, la verdad es que la vida es muy dificil y nos pone muchas veces a prueba, te podia decir que animo pero se por esperiencia que es facil decirlo y dificil hacerlo cuando las cosas se ponen del reves, asi que tambien se por esperiencia que en estos momentos lo unico que necesitas es una mano amiga y aunque nosotras ni nos conocemos y solo hace unos dias que nos cuminacomos por aqui te ofrezco mi mano para que te apoñes y un fuerte fuerte abrazo lleno de calor para que se te haga menos duro y bueno sonreir aunque estes mal, eso siempre añuda es un consejo que me dio un amigo hace tiempo que siempre sonreiera pasara lo que pasara y a mi la verdad me añuda.
    Bueno Leonor te podia invitar a un cafe pero como estamos tan lejos...bueno que recibe mi mas cariñoso abrazo fuerte fuerte y te prometo ver el video hasta pronto Mercedes

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, ante todo, no te asustes. El miedo no deja pensar. Aunque te diré que comparto tu angustia, a mí me aterra lo mismo.

    Yo ahora puedo permanecer levantada un poco más que antes, unas cinco horas al día. Antes sólo me levantaba para almorzar, haciendo un gran esfuerzo, y después me volvía a acostar. Y antes de eso me he tirado semanas en cama sin poderme levantar en absoluto, sumida en un estado depresivo que me hacía ver y auspiciar mi final. Ahora estoy viendo de nuevo la luz, aunque mi dolor es crónico y constante, me permite poder salir a la calle y estar un rato agusto, por eso mi esfuerzo mental tiene que ser grande para combatir el dolor.

    No te deseperes, guarda reposo; cuando puedas, visita al médico, dale la lata, que te cambie la medicación, que te vuelvan a mirar. Sobre todo rodéate de gente y cosas que te aporten alegría, distrae tu mente, crea, desahógate, escribe, dibuja... Lo de la sonrisa, que dice Mercedes, no es ninguna tontería. Escucha música relajante, cuando estés de los nervios; y alegre, cuando te venga la depre.

    Muchiiiiiiisimos besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Leonor
    Acabo de encontrar tu blog, yo también soy afectada de spp lamento como te está afectando, no he leído todo solo algunos de los artículos prometo que iré leyendo mas, pero despacito tienes muchos, lo añado al mío con tu permiso si no te importa...
    Me gustaría poder conocerte, y como te dice Mercedes poder tomar un café quizás las tres seria bonito...
    Te mando un beso y mucho animo, se lo que se siente con este problema desde los 27 años vengo luchando con el y como tu te preguntas ¿No es que dicen que va lento? También yo pregunto algunas veces ¿Para quien? Debe de ser para los médicos que no son ellos los que lo padecen y no tienen prisas por que se detenga el proceso...Lastima que somos nosotros las que vemos como si es demasiado rápido como avanza...
    Un abrazo desde Madrid con mucho cariño.
    Consuelo Ruiz

    ResponderEliminar
  4. Mi querida MERCEDES, muchas gracias por tus ánimos y consejos ¡Eres un Sol! y aunque sea en la distancia acepto encantada ese café.

    PERSÉFONE: Gracias mi cielo, por los consejos y sobre todo, por explicarme cómo lo vives tu, pues el saberlo me quita angustia, ya que si tu lo conseguiste también lo haré yo. Lo que me mantiene en cama no es la depre, sino las malditas caderas que no dejan de doler... Pero bueno, supongo que con el tiempo pasará.

    CONSUELO: Muchas gracias por pasar por aquí y dejar tu huella. Por supuesto que no me importa que me enlaces, yo también lo haré para no perderte la pista. Quiero que sepas que siempre serás bienvenida en este mi mundillo. Y quién sabe... quizás algún día sí que nos podamos tomar ese café todas juntas y reírnos un rato.
    Gracias por explicarme cómo te encuentras, pues como le dije a Perséfone, esto no me hace sentir tan sola y me da ánimos.

    Un gran abrazo para las tres con todo mi cariño,
    Leonor

    ResponderEliminar

Dejame tu opinión o mensaje, no seas tímido...