Mi día a día con el SPP (Síndrome Post Polio)

Mi día a día con el SPP (Síndrome Post Polio)
Mi día a día con el Síndrome Post Polio (SPP)

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Asustada...








Sí, amigos... Estoy asustada... y mucho.

Una de las cosas que más temo es verme en cama dependiendo de los demás para hacer las cosas más esenciales de la vida. Sé que es algo que tendré que afrontar más pronto que tarde, pero no lo puedo evitar: Me espanta.

De momento todavía me pongo en pie y me puedo sentar yo sola en mi silla, pero esta cadera me sigue dando guerra y manteniéndome en cama prácticamente todo el día.

Hasta ahora podía dar unos cuantos pasos y estaba mejor de pie que sentada, pues al menos durante esos minutos no me dolía, pero hace dos días me llevé otro susto. Justo cuando apoyo mi pierna izquierda para dar un paso, siento un dolor tremendo en la cadera y la sensación de que si la apoyo bien, la misma se romperá o dislocará. Es una sensación horrible que me dejó clavada en el sitio. Menos mal que no estaba sola y vino mi marido al rescate cogiéndome y sentándome en la silla. Si no, me hubiese caído a plomo en el suelo, pues no aguanto de pie más de cinco minutos seguidos.

Nuevamente pensé que esto sería pasajero... pero no. Ya hace dos día de ello y sigo igual, con lo cual, ahora me encuentro que no me puedo sentar por el dolor de la cadera derecha, y no puedo dar un paso por el de la izquierda ¿Alguien da más?

Y eso que dicen que el síndrome post polio va escalonado, que puedes tener un bajón pero pasar tiempo e incluso años antes de dar otro, pero en mi caso todo va muy rápido... demasiado rápido. Y como dije al principio: Estoy asustada.

Un abrazo,