Mi día a día con el SPP (Síndrome Post Polio)

Mi día a día con el SPP (Síndrome Post Polio)
Mi día a día con el Síndrome Post Polio (SPP)

jueves, 1 de junio de 2017

Sigo aquí... Bailando con él...

 Después de casi tres años, sigo aquí, viviendo y con-viviendo con mi fiel compañero el SPP, el que nunca me abandona, sino al contrario, cada día me tiene más y más cogida del pescuezo.

Hola mis amig@s, mis lectores y/o sufrientes "bailarines"... (esto evidentemente es una ironía por el título del blog: "Bailando con mi enemigo"... jaajajaja...) Tuve que dejar de escribir porque llegó un momento en que ya no sabía qué decir, pues cada día era igual: El dolor aumentaba por momentos y no me dejaba vivir. También, porque empecé a escribir más en la página que me creé en el Facebook, pero que también abandoné al mismo tiempo que el blog, porque estaba cansada de que me robasen los escritos y ni tan siquiera me dejasen un triste "me gusta", con lo poquito que cuesta. No digo ya, que me pidieran permiso, nooooo, eso ya sé que no entraba en sus cortas mentes, pero ¿qué menos que decir un "hola" o clicar el dedito hacia arriba? porque vamos, creo yo que no costaba tanto... Y más si tenemos en cuenta que nunca negué el permiso a los poquitos que me lo llegaron a pedir, incluso dejé que cogiesen alguna foto del curso de buceo que hice, pero es que incluso me las llegaron a coger y las publicaron como si yo hubiese buceado gracias a "ellos", cuando lo hice aquí en mi tierra, en Mataró, que fueron los únicos que no me pusieron ninguna pega, pues los demás me cerraron varias puertas. Pero esa es otra historia que algún día contaré....

 El caso es que entre unas cosas y otras me fui metiendo en una depresión de caballo sin darme cuenta. Depresión de la que supongo que ya voy saliendo poco a poco, pues si no, no me habría lanzado a escribir de nuevo. No sé... el caso es que estoy otra vez aquí dispuesta a ir relatando cómo es mi día a día con esta puñetera enfermedad que no te mata, pero te jode la vida.

Si a alguien le molestan estas palabras fuertes que a veces digo, lo siento... de verdad. Pero es que estoy tan harta ya, que decir tacos aunque parezca una tontería me descarga y me permite soltar esta rabia contenida que a veces siento dentro de mí y que no me gusta nada. A parte, de que creo que es mucho mejor soltarla, que no dejársela uno dentro, pues lo único que conseguiría es hacerme una úlcera de estómago o algo peor.... Por eso os pido disculpas por adelantado, porque creo que en esta nueva etapa de mi vida van a ir apareciendo bastantes más de vez en cuando :-)  


Un abrazo de corazón a corazón,