SPP

Este blog es mi experiencia personal al convivir día a día con esta enfermedad: El Síndrome Post Polio (SPP)
Una enfermedad sin pies ni cabeza que trae locos a los médicos y sobre todo, a nosotros, que somos los que la padecemos, y que hasta que no nos "etiquetan" nos tratan de locos porque según ellos todo es psicológico y cosas de la edad....
Mi intención con estos escritos es describir cómo me siento, y sobre todo, saber cómo la viven y sienten los demás... Por eso os pediría que me dejéis comentarios diciéndome cómo os sentís vosotros... Cómo lo vivís... Muchas gracias.

domingo, 10 de enero de 2010

Estrenando Año



Otra vez estamos aquí estrenando Año. Y a mí como lo que me encanta es estrenar... pues estoy la mar de feliz y con la ilusión de que este 2.010 nos traiga solo cosas buenas y estupendas. Si ya se... y los Reyes Magos existen. Pero por intentarlo que no quede ¿no os parece? y si cuela, pues mejor :p

Las Navidades pasaron y me dejaron 3 kilos de más y bastantes euros de menos. Pero también la alegría de haber compartido comidas, conversaciones y risas con mi familia, y ha sido un paréntesis estupendo para olvidar las penas y discusiones; solo que mi cadera siguió sin enterarse y me mantuvo en cama todo lo que quiso y más. Pero yo le gané la partida levantándome cada vez que quería y largándome a casa de mis familiares cuando tocaba. Claro, que la muy puñetera luego se vengaba y me hincaba los dientes como una condenada, teniendo que estar drogada todo el día para aguantar sus fuertes dentelladas, pero al menos le demostré que en esta batalla la que manda soy yo y que si la quiere ganar tendrá que pasar por encima de mi cadáver (aunque esto último mejor lo digo bajito no me vaya a oír y se lo tome en serio jajaja)

Pero como dije al principio de este escrito... Aquí estamos de nuevo. Dispuestas a lidiar con todo lo que haga falta y a plantar cara a la vida, que para eso la tenemos: para vivirla lo mejor posible.

Yo por mi parte seguiré escribiendo y dando guerra hasta que alguien me escuche y se dignen a cambiar las cosas, pues en esto del SPP como en todo, hay mucho por hacer y por mejorar. Por eso no nos tenemos que quedar callados, tenemos que alzar nuestra voz y unirnos para ser oídos.

Huysssss... qué bien me ha quedado esto último. A ver si soy capaz de llevarlo a la práctica y no detenerme a mitad de camino, pues confieso que hay días que no tengo ganas de luchar ni de mover un solo dedo. Pero aquí queda escrito, así cuando lo vea recordaré cuales eran mis propósitos para este nuevo año: Luchar sin descansar, reír y divertirme a tope. Bueno, para empezar, creo que no está nada mal...


Un abrazo bien grandote para todos y ¡FELIZ AÑO NUEVO!