Mi día a día con el SPP (Síndrome Post Polio)

Mi día a día con el SPP (Síndrome Post Polio)
Mi día a día con el Síndrome Post Polio (SPP)

martes, 12 de enero de 2010

De envidias varias...


Nunca llegaré a entender las envidias y los celos. Sé que los celos son una enfermedad casi imposible de corregir y que las personas que los padecen sufren mucho, pero hay veces que no lo soporto.

Cuando me pilla en baja forma (como por ejemplo ahora) no me entra en la cabeza que una persona me pueda envidiar. Y sí, aunque parezca imposible las hay que me tienen celos. Y no son personas ajenas a mí, sino personas de mi entorno más inmediato. ¿Increible, no? Pero cierto.

Gracias a Dios y a haber espabilado y trabajado desde mi adolescencia, hoy dispongo de una paga que me permite vivir sin trabajar, no es para tirar cohetes, pero no me quejo, y todos sabemos que "las penas con pan son menos penas" como quien dice... Pero lo que no saben los de mi alrededor, es lo caro que resulta estar en una silla de ruedas. Todo lo tienes que pagar: Para que te limpien la casa, para que te ayuden a vestir... Si sales, has de tirar de taxis... y un largo etcétera que se pierde en la lejanía y que antes de final de mes te tiene temblando las cuentas bancarias. Pero eso no se ve. Solo ven que hay quien te tiene un detalle y te hace un regalito, o que con la paga extra le compraste un caro capricho a tu esposo para compensarle de alguna forma todo lo que hace por ti...

Pero digo yo, ¿de qué me sirven todos los caprichos si estoy en cama? ¿para qué necesito el dinero si no es para tener calidad de vida? Yo paso de comprarme ropa porque para qué... si no tengo ganas de salir, si mi cuerpo no para de engordar por falta de movimiento... Por qué envidiar mi paga si ni tan solo puedo ir al centro de la ciudad porque a los 20 minutos de coche ya estoy reventando de dolor... Y de ir de fin de semana... eso ni pensarlo, por supuesto. Entonces ¿qué es lo que envidian? ¿mi soledad? ¿mis días vacíos? ¿o los llenos de lágrimas? ¿el no querer levantarme porque no le veo sentido a mi vida? ¿o el no poder levantarme aunque quiera porque mi cuerpo no me lo permite? no sé... tal vez me envidien el saco de dolor intenso que es mi cuerpo todas las horas del día y de la noche. Quién sabe.

Pero cuando miro y veo este panorama tan negro como la noche sin luna, es cuando menos comprendo las envidias y los celos. Y todo esto, aunque parezca mentira me da por llorar y me pone mucho más triste, pues yo era mucho más feliz sin lugar a dudas cuando trabajaba y me hacía cargo de mi casa, mi hija, y encima todavía me quedaba tiempo para hacer aquellas cosas que realmente me gustaban y llenaban mi vida y mi tiempo, como eran mi meditación, la lectura, el estudio de las ciencias alternativas... etc. Y ahora, estoy tan agotada física y psíquicamente, que ni tan siquiera puedo hacer una buena relajación. Con lo cual, tanto tiempo libre que tengo, y ¿para qué, si no soy capaz de concentrarme o de llevar a cabo una lectura sin que se me haya olvidado la página anterior que acabo de leer?

Pero en fin, como dije al principio, los celos son una enfermedad y no tienen cura.


Mil besitos,

12 comentarios:

  1. Hola guapa!Te entiendo perfectamente porque estoy pasando por lo mismo.
    Hay personas que nos envidian por eso,por tener unas pagas decentes que nos hemos ganado a pulso,pero que te aseguro regalaba ahora mismo por tener un solo día sin DOLOR.Eso no se ve,tampoco se ve que no podemos ir a ninguna parte ni disfrutar de nada.Que cada cosa que nos hacen,si bien digo,que nos hacen tenemos que pagarla porque no somos capaces ni tan siquiera de ir al servicio solas.
    Pero sabes una cosa?Los verdaderos enfermos son ellos.No tienen lo principal:SENTIDO COMÙ Y RESPETO AL PRÒJIMO.

    UN BESAZO Y "PALANTE" ES LO ÙNICO QUE NOS QUEDA.

    MONTSE

    ResponderEliminar
  2. Hola Leonor, cuando me concedieron a mi la jubilación a los 31 años, no te puedes imaginar la de comentarios inoportunos que me hicieron.
    Yo no digo que fuera con la intención de molestar o ¿quizá sí?. No lo sé, pero fue increíble lo que tuve que soportar. No tuvieron en cuenta cómo me sentía yo siendo joven y con una jubilación tan adelantada.
    Es cierto que también conté con el apoyo de otros much@s, pero no entiendo cómo la envidia es tan mala que no deja a las personas pensar. Para mi era doloroso, aunque lo necesitaba por muchas razones, dejar de trabajar.
    Hice una carrera con mucha ilusión y con mucho esfuerzo por parte de mis padres y por mi parte.
    A los pocos años de empezar a trabajar en la escuela, vinieron los problemas y mi cuerpo no aguanto.
    Pero tienes razón, ahora mismo cambiaba yo lo que hacía en aquellos años por lo que hago ahora y más si tenemos en cuenta que ahora estoy todavía peor que en el momento de la jubilación.
    Mira Leonor, como tú bien dices los celos y la "envidia" son una enfermedad. Pero si es que no se dan cuenta de nada, ¡¿qué es lo que envidian?!, nuestro dolor. No tienen sensibilidad, ni sentido comúm.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. Cierto, mis queridas MONTSE Y ATENEA, pero como bien decís el dolor no se ve (o no lo quieren ver) y solo se fijan en que vivimos sin trabajar, pero ¿es esto calidad de vida? Cada día nos tenemos que esforzar al máximo para no caer en la depresión y tirarlo todo por la borda, y cualquier movimiento por ínfimo que sea también es causa de un gran esfuerzo y fuerza de voluntad por nuestra parte, pero en fin... "de donde no hay, no se puede sacar" y si el sentido común les falla, ya todo está perdido.
    Lo malo es que a veces una no está por la labor de entender estas cosas y te duelen y te hacen llorar, sobre todo cuando tienes la vena sensible a flor de piel. Como me pasa a mí ahora. Pero ya se irá y volverá a brillar de nuevo el sol en mi vida.

    Un abrazo bien grandote para las dos con todo mi cariño,
    Y... PA'LANTE!!! :-)

    ResponderEliminar
  4. Buenos dias Leonor, lo primero decirte que hayer estube con mi nieto¡¡¡ no sabes la felicidad tan grande de tenerlo en los brazos cada dia esta mas guapo y mas grande, pero fijate ayer mismo me acordaba de ti de lo de la silla de lo duro que tiene que ser porque a mi me encata caminar me relaja muchisimo y solo pensar de tener que estar en una silla para mi seria durisimo como me imagino que tiene que ser para ti asi que no entiendo como alguien puede llegar a tener envidia, envidia de que? de dinero? o por lo poco que te conozco eres una persona fuerte que a pesar de todo es feliz? igual es eso, no les hagas caso Leonor mira para otro lado ya tienes ellos bastantes con ser asi.
    Un besazo enorme de tu amiga abuelica¡¡¡jewjejeje, merce

    ResponderEliminar
  5. los celos son una enfermedad y no tienen cura.

    Nena sí sé cura requieren apoyo psicológico.

    No sufras por lo que no vale la pena, recuerdas se puede sentir dolor por alguna circunstancia, pero no tienes porque sufrir ni debes sentir el dolor.
    Cierra tu centro emocional para no sufrir por lo que no tienes como dice Gurdief maneja tus 5 centros para crecer y evolucionar y ser hombre 4.

    ResponderEliminar
  6. Cariño, fortalece tu caparazón para que no te hieran los dardos de la gente insensata de cerebro de grillo. Es cierto que cuando tenemos encima la "pena negra", estamos más susceptibles y cualquier cosa que nos dicen nos puede hacer daño, máxime si es una estupidez sin sentido y sin sensibilidad, porque yo lo considero así.

    A mí también me han llegado a decir que tenía mucha suerte por tener (necesitar) ayuda o por tener mucho tiempo libre... Ante eso, o te indignas o miras con desdén. Prefiero siempre lo segundo.

    Que no te hundan más estas cosas, ya tenemos bastante con lo nuestro como para llevar encima la carga de palabras negativas.

    Respira hondo, relájate y retoma tus buenas prácticas con la meditación.

    Mañana brillará de nuevo el sol, y estaremos tú y yo para celebrarlo.

    Te quiero. Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  7. La mente sabe que no debería dar lugar a ese tipo de sentimientos negativos y sin sentido de otros, pero como tu dices cuando viene de personas allegadas son dolorosos igual.

    Entonces solo queda sufrirlo un poco y luego dejar que pase para poder sentirnos mejor.

    te dejo un beso enorme

    Virginia

    ResponderEliminar
  8. Mi querida ABUELICA, que feliz me siento al verte así. De verdad. Pero algún día, te haré la competencia jajaja...
    Muchas gracias por tus palabras siempre tan cariñosas. Pero no sufras por mi, lo de la silla al final acabas acostumbrándote, aunque es cierto que echo mucho de menos el no poder pasear descalza por la orilla del mar. Eso era algo que me encantaba hacer y me relajaba sobremanera, pero bueno... todo se supera.

    Tienes razón ANÓNIMO, no merece la pena sufrir por cosas que no tienen solución, o de las que se carecen, sino alegrarse por lo que todavía se tiene, que siempre es mucho más de lo que creemos. Solo que a veces es tan dificil saber cerrarse al dolor... Pero estoy en ello.
    Muchas gracias por tus buenos consejos. No dudes que los tendré en cuenta.

    Muchas gracias mi querida PERSÉFONE por tus palabras y por comprenderme tan bien. Y si, tienen razón al envidiarnos tanto tiempo libre jejeje... Por cierto, ¿y si lo vendiéramos? seguro que nos hacíamos ricas!!! jajajaja

    Mi querida VIRGINIA, tienes muchas razón, no debería dejar que mi mente me jugase estas malas pasadas, pero claro, los comentarios hirientes solo hacen daño cuando vienen de personas a las que quieres. Aunque como dije por aquí... estoy en ello, y llegará un día en que me inmunizaré y ya no conseguirán hacerme más daño. Ya lo verás.

    Un abrazo bien grandote para todos con todo mi cariño. Os quiero un montón, pues sin daros cuenta me estáis dando mucho. Gracias.
    Leonor

    ResponderEliminar
  9. Hola wapa! Que puedo decirte para animarte un poquito? Algunas veces me a pasado lo mismo y no se entiende, es algo que me pone nerviosa, que la gente no se de cuenta de lo que tenemos que pasar en esta vida.
    Quizas por ser mas joven estoy haciendo esfuerzos para no verlo tan negro todo pero tengo mis malos dias.
    Siempre estoy hablando de cosas positivas en mi blog pero dentro de mi hay mucha rabia por ver como es alguna gente.
    Tenia muchas ganas de verte el martes, leo todo lo que dices y no acabo de ver a la Leo tan animada que conozco asi que vive lo que puedas, pasa de la gente, es lo que intento hacer yo, no quedarme en casa en cuanto veo que tengo la oportunidad de hacer algo que puede ser positivo.

    ResponderEliminar
  10. Hola a todos os hago una recomendación para todos los que nos encontramos padeciendo el spp.
    En la pagina de la Organización Mexicana para el Conocimiento de los Efectos Tardíos de la Polio (OMCETPAC) se encuentra el Manual titulado “SINDROME POSTPOLIOMIELITIS - Orientaciones para los profesionales de la salud” Os recomiendo a todos que lo reviséis.
    Un saludo

    leer mas en la pagina de la organización la direccion es: www.postpoliomexico.org

    ResponderEliminar
  11. Mi querida BIDAWE, la Leo que tu conoces sigue aquí, solo que a veces se esconde y solo sale la que sufre y desea gritarlo a los cuatro vientos.
    Gracias por tus ánimos y por leerme. Pero porfa, no te pongas triste por mi culpa.
    Nos vemos este martes ;-)

    Mil besitos mi niña,

    ResponderEliminar
  12. Gracias CONSUELO, por esta recomendación. No dudes que pasaré a leerlo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar

Dejame tu opinión o mensaje, no seas tímido...